Ir directamente aNavegación principal, ¿No encuentra lo que busca? Inténtelo aquí ocontenido

"Apostamos por proyectos de banca ética y sostenible que generan impactos positivos en la sociedad y contribuyen a la transformación social"

Estrella Galán, secretaria general de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado

Estrella Galán CEAR

¿Puedes decirnos cómo y por qué surge la organización en la que trabajas?
CEAR surge como necesidad urgente a partir de 1976 cuando la llegada de personas exiladas argentinas se suma a la presencia que venía consolidándose desde años antes de personas uruguayas y chilenas que huyeron de las dictaduras que asolaban estos países. En esos momentos, todavía no existía en nuestro país una Ley de Asilo y, a pesar de estar en plena transición, personas comprometidas, muchas de ellas exiliadas, pudieron organizarse para dar acogida y reconocimiento de las personas refugiadas que estaban llegando. En consecuencia, podemos decir que fueron las propias personas refugiadas quienes impulsaron el nacimiento de CEAR, antes de su constitución formal, participando activamente en la democratización de España como movimiento social gracias al cual se promovió el reconocimiento del derecho de asilo en la Constitución Española y la aprobación de la primera Ley de Asilo.

La constitución formal de CEAR tuvo lugar en el año 1979 con la recién estrenada democracia. Desde el primer momento, CEAR se concibió como una organización de acción voluntaria, humanitaria, independiente y plural bajo el objetivo de defender y promover el derecho de asilo. Por ello, desde su constitución, forman parte de la misma las propias personas refugiadas, las principales formaciones políticas, organizaciones sindicales, confesiones religiosas y organizaciones de la sociedad civil más representativas.

¿Desde cuándo formas parte de la organización y por qué en esta y no en otra?
En el año 1999 me incorporé a la organización para trabajar en la acogida de personas albanokosovares que en esos momentos estaban llegando a España huyendo del conflicto. Desde entonces, mi compromiso con la defensa de los derechos humanos y con las personas refugiadas me ha llevado a trabajar día a día para seguir avanzando en el reconocimiento del derecho de asilo en una organización referente en la materia como es CEAR, cuya misión y valores comparto plenamente.

¿Cuáles son los grandes retos a los que se enfrenta tu organización?
En el contexto actual de crisis del derecho de asilo en España y en Europa, el trabajo de CEAR es más necesario que nunca. CEAR debe seguir exigiendo a los Estados el respeto y garantía del derecho de asilo recordándoles que es un derecho humano de obligado cumplimiento. En estos momentos, estamos siendo testigos de la multiplicación de obstáculos que se encuentran las personas refugiadas para obtener protección en un país seguro, así como de las graves violaciones de derechos humanos que sufren a lo largo de su trayecto migratorio tanto en los países de origen y tránsito, como a su llegada a Europa. Muchas de ellas pierden su vida en el intento. Se trata de un terrible escenario ante el cual los estados europeos deben responder adoptando medidas eficaces desde un enfoque de respeto de los derechos humanos y de las vidas humanas.

En el caso de España, desde CEAR debemos seguir exigiendo a nuestro gobierno que articule una verdadera política de asilo que ponga en el centro a las personas refugiadas a sus derechos. Para ello, es necesario que se eliminen todos los obstáculos existentes para obtener asilo. En este sentido, se debe poner fin a las devoluciones ilegales en nuestra frontera sur, eliminar la exigencia de visado de tránsito a personas que proceden de países en conflicto, como es el caso de Siria, y habilitar vías legales y seguras para obtener protección. También es fundamental que se resuelvan las solicitudes de asilo de forma ágil y en plazo y que no apliquen criterios restrictivos a la hora de resolverlas.

En lo que se refiere a la acogida, es necesario que se dote el sistema actual de flexibilidad y sostenibilidad y que se trabaje de forma coordinada con las Comunidades Autónomas y municipios durante el proceso de inclusión. Además, ante las necesidades de apertura de nuevas plazas para responder a los compromisos de reubicación de personas refugiadas desde Grecia e Italia y al incremento de llegadas a través de las costas andaluzas, es necesario que se garantice la profesionalización y especialización de los servicios. En este sentido es importante alertar de los riesgos que supone la incorporación de actores privados, con motivaciones exclusivamente económicas, que conllevaría una pérdida de la perspectiva de inclusión, del enfoque de derechos humanos y de incidencia en la gestión de la acogida alimentando la privatización del Estado de bienestar.

¿Cómo ves el futuro del sector en el que trabajas?
El sector se enfrenta a numerosos retos en el contexto actual de debilitamiento del Estado de Bienestar, privatización de los servicios públicos e insuficiencia de las políticas sociales. Todo ello impacta negativamente en la población en general y mayormente en las personas que se encuentran en situación de especial vulnerabilidad como las personas refugiadas. Este hecho pone de relieve el importante papel que tienen en el presente y tendrán en el futuro las organizaciones de la sociedad civil a la hora de exigir la garantía de los derechos de estas personas y apoyarlas durante el proceso inclusión.

¿Por qué tu organización ha decidido promover el ahorro responsable con Triodos?
Desde CEAR apostamos por proyectos de banca ética y sostenible que generan impactos positivos en la sociedad y contribuyen a la trasformación social. El apoyo de Triodos ha sido esencial para cumplir nuestra misión y contribuir a la mejora de la situación de las personas refugiadas.

Puede leer una entrevista a Estrella Galán más extensa en la Revista Triodos.

Contactar

Fundación Triodos

Si tiene interés en realizar donaciones o recibir más información sobre las actividades que desarrollamos: